El método de discernimiento de Vicente de Paúl consta de tres partes: una apertura a la voluntad de Dios, una evaluación de las razones a favor o en contra de una acción, y una consulta con personas sabias, normalmente superiores o directores. Hugh O’Donnell define el discernimiento como un proceso por el que el Espíritu nos llama a usar nuestra libertad para actuar de una determinada manera. Lo define como «una elección, no entre el bien y el mal, sino entre dos o más bienes». Debemos escuchar el modo en que «Dios nos habla como personas únicas y como personas en comunión unas con otras». El discernimiento implica una purificación del espíritu, el amor y «un cambio hacia la presencia». La actividad sigue siendo importante, pero el paso a la presencia significa que somos plenamente sensibles a las necesidades y sentimientos de los demás. Hay tres tipos de discernimiento. Uno es sobre la vocación y podemos recibir más de una llamada al respecto. El segundo consiste en ver a Dios en toda la vida cotidiana. El tercero consiste en encontrar las preocupaciones específicas a las que Dios nos llama.

– del resumen del artículo «Discernimiento Vicentino», por el Padre Hugh O’Donnell, C.M., Vincentian Heritage Journal

Pantalla completa Descargar PPT Descargar PDF

 

Ayuda de diapositivas de SlideShare


Haga clic en las etiquetas para explorar recursos relacionados:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.